Calle 51 n°1180. La Plata. Tel. (221) 451-6376 / Cel: (221) 15-6428467 / info@lazospsi.org.ar

 - MIEMBRO DE CONVERGENCIA MOVIMIENTO LACANIANO POR EL
PSICOANÁLISIS FREUDIANO.
- CONVOCANTE A LA REUNIÓN LACANOAMERICANA DE PSICOANÁLISIS.

COMISIÓN DIRECTIVA

 

 

PRESIDENTE:

LIZA ALBERDI

 

VICEPRESIDENTE:

ARABELLA CAGGIANO

 

TESORERO:

Guillermina Franceschi

 

SECRETARIO:

Florencia Vera

 

SUPLENTES:
Bárbara Alsina
Miriam Figliuolo

 

COMISIÓN REVISORA DE CUENTAS:

Alcira Antunau

Celeste Di Camillo

 

 

 

 PROYECTO INSTITUCIONAL DE COMISIÓN DIRECTIVA 2018/2020

 

 

 

                                                                 La Plata, 30 de Octubre de 2018     

 


Celebramos encontrarnos una vez más en el derrotero del quehacer de la política y la vida institucional, frente a la apuesta de renovar los Lazos de trabajo, oportunidad para relanzar la experiencia.

 

En esta ocasión la presentación del proyecto de Comisión Directiva antecede al acto eleccionario, ello responde a nuestra convicción de que la elección debe recaer sobre un plan de trabajo que refleje la dirección propuesta para los próximos dos años.

 

Comenzaremos por reconocer el trabajo de todos aquello que nos antecedieron, agradeciendo a ellos nuestra deuda, aquella que nos invita a aventurarnos en este desafío. A quienes establecieron el cimiento necesario que posibilita profundizar los caminos ya recorridos y dar lugar también a lo novedoso que en cada vuelta puede surgir, abriendo la posibilidad a la invención de un significante nuevo, único modo en el que el psicoanálisis no se convierta en pieza de museo y conserve así su vigencia.

 

Sabemos que si bien un analista surge de la experiencia de su propio análisis, es la institución el lugar donde da testimonio y razones de su práctica, de aquello real intransmisible, causa deseante que nos habita, comunidad de experiencia con esos ''algunos otros'' con quienes compartimos la práctica y el quehacer institucional. Real sobre el que se funda la institución misma.

 

Los dispositivos que nos damos en la extensión, permitirán poner en-causa los restos ineludibles de la práctica en la intensión, sosteniendo una pregunta permanente sobre la teoría y sobre el lugar del analista, modo singular en que cada quien hace algo nuevo con el psicoanálisis, contrarrestando aquella tendencia de todo discurso a cerrarse.

 

Es entonces la institución lugar propicio donde se mantendrá la tensión entre la “formación necesaria” y lo inacabado de la misma. Analista e institución no pueden más que participar de esa lógica de incompletud, que requiere de ambos una formación permanente, que haga de la imposibilidad agujero fecundo. La formación del analista no implica entonces la reproducción de un saber, sino un saber que se tope con su límite mismo, saber sobre la ausencia de la relación sexual, que en tanto que no hay invita a saber hacer en el lazo con el otro.

 

Estamos por ello convencidas de que el deber ético de la institución radica en ese anudamiento necesario entre ese tres de Freud: análisis del analista, control y enseñanza, y la institución como lugar de garantía de esa formación, al decir de Lacan en la Proposición del 9 de octubre: “Queda pues establecido que la Escuela pueda garantizar la relación del analista con la formación que ella dispensa”. Así el analista ''al menos dos'', pone en continuidad y ruptura intensión y extensión en la institución, cuando como cuarto esta opera.


Y si “La enseñanza del psicoanálisis solo puede transmitirse de un sujeto a otro por las vías de una transferencia de trabajo.”, esta última se convierte en sostén insoslayable de los Lazos institucionales, articulando ambos términos: transferencia y trabajo. Se tratará entonces de un trabajo en transferencia, que ponga su acento en un hacer, recogiendo la singularidad del uno por uno.

 

Asumiendo el compromiso de la dirección del andar institucional de los próximos dos años, y en función de lo antedicho, nuestro proyecto asienta sus bases en lo que consideramos es la razón misma de existencia de una institución de analistas: la formación de los analistas, la transmisión del psicoanálisis, y como efecto de ello la permanencia del discurso del psicoanálisis en la cultura y su puesta en movimiento, para que no sea letra muerta.

 

Como consecuencia de los efectos que la enseñanza de Lacan tiene en la política institucional, sostenemos que es momento de darnos el debate y la discusión sobre el lugar, las implicancias e incidencias de las Nominaciones en la estructura institucional.

Lacan propuso los grados, límite estos a las jerarquías cuyos resultados tienden a conformar estructuras verticalistas y enquistamientos de poder. Los grados en cambio obedecen a una lógica que se soporta en los efectos de agujero, ello sino deslizan hacia una identidad que no podría así más que obturar. Es menester sostener la pregunta por ¿qué es un analista?, cuya respuesta siempre en suspenso, siempre por reinventarse, no debe ceder frente a lo real en juego, relanzándose cada vez.

Para ello en el marco de las Reuniones Plenarias que mantendremos con una frecuencia mensual, destacando el valor del encuentro e intercambio entre los miembros en la marcha institucional, alternaremos mes a mes los espacios de trabajo en los que los Carteles de Dirección dan cuenta de su estado de trabajo y las consideraciones del orden del día, con aquel que destinaremos para el tratamiento de las Nominaciones, proponiendo también la puesta en forma de otros dispositivos que nos posibiliten ir estableciendo algunas lecturas al momento del debate. Estimamos que es de importancia darnos el tiempo necesario de comprender, sin postergar el momento de concluir.


La práctica del Seminario es uno de los dispositivos de producción e interrogación del saber, espacio privilegiado de transmisión de aquello que al saber hace límite. Ocasión de trabajo de quien a riesgo propio toma la palabra, que no es sin la participación de aquel que como público ofrece su escucha, en una dialéctica que hace a esos lugares intercambiables.

Consideramos relevante consolidar el espacio del Seminario para Miembros, como lugar de apertura al trabajo, al debate de los interrogantes de la institución y a la puesta a prueba de lo establecido, donde cada quien ponga en juego con su palabra su posición enunciativa. Convocaremos para ese seminario a analistas de la institución o de instituciones de la Convergencia, para que orienten la enseñanza. Se mantendrá el primer martes de mes como día para el encuentro.

 

Sostenemos la continuidad y permanencia del Programa de Formación Orientado, que desde hace ya 6 años ha dado lugar a que analistas, que en muchos casos inician su práctica, se acerquen a nuestra institución, creando y recreando nuevas transferencias de trabajo. A partir del año 2019 tendrá lugar los días miércoles y jueves, para primer y segundo año, estableciéndose luego el día de encuentro para el taller clínico.


De esta manera los segundos y cuartos martes de mes, se dispondrán para seminarios/actividades que los miembros de la institución deseen dar a nombre propio, en función de la responsabilidad que cada quien sostiene en relación a la transmisión del psicoanálisis. Espacio propicio para que quien así lo desee de razones dé su práctica, sus lecturas, sus preguntas e inquietudes, abriéndolas al debate con los otros, reduciendo los riesgos de coagularse en un saber que se supone acabado. Anticipamos aquí con entusiasmo, que Rolando Karothy ha confirmado el dictado de su seminario. Serán también espacios en los que, en esa lógica de un interior exterior en continuidad moebiana, se invite a analistas de otras instituciones y escuelas, como eco propio de nuestra participación en la Convergencia y nuestros lazos con la comunidad analítica, enriqueciéndonos de esta manera en la multiplicidad de lecturas. Se requerirá para la realización de estos seminarios/actividades el aval de comisión directiva.

 

Es también nuestra ambición la permanencia de los seminarios sobre clínica con niños y adolescentes, cuya numerosa convocatoria da cuenta de la avidez por el trabajo sobre los interrogantes que la singularidad de dicha clínica suscita. Dando cuenta de la relevancia del estudio del psicoanálisis con niños en la institución, en el Reglamento y doctrina de la Comisión de Enseñanza (Propuesta a la SPP), de setiembre de 1949 Lacan dedica el punto tercero del artículo: Sobre las condiciones ortodoxas de la enseñanza psicoanalítica y sobre las responsabilidades científicas de la Comisión a los problemas propios del psicoanálisis con niños. Allí se manifiesta en contra de una formación abreviada en esta práctica, recordándonos que el psicoanálisis infantil es la frontera móvil de la conquista psicoanalítica y dice que es deseable que la Comisión de Enseñanza participe en la coordinación de los estudios de psicoanálisis con niños. Concluye: “Para mantener en su justeza la vía fecunda del pensamiento freudiano, basta con modificar muy poco una frase de Aristóteles que dice (De Anima 408 b.13) “que no hay que hacer la pregunta de cómo el alma del niño tiene piedad, aprende o piensa” sino formularse ese interrogante respecto del “hombre” con el alma del niño”.


El trabajo sobre estos seminarios y actividades, será articulado con el Cartel de Enseñanza.

 

La importancia que los carteles de investigación como singular lazo social tienen, tanto en la formación como en la estructura y vida institucional, no suele verse reflejada en la conformación de los mismos. Apelamos a que el encuentro de los miembros en los espacios de intercambio planteados, y las transferencias de trabajo que han sostenido nuestros lazos, puedan reinventarse en ese dispositivo propicio para el trabajo con otros, que Lacan sostuvo como pilar para la formación y como “Órgano de base” de la Escuela, y de la Institución nos permitimos agregar nosotros.

En conformidad con lo que el hacer institucional ha ido instituyendo, se presentarán los proyectos de trabajo de cada Cartel de Dirección en el mes de noviembre, para de este modo iniciar el año 2019 con las nuevas propuestas, continuidad necesaria entre los proyectos que finalizan de la gestión anterior y la nueva. Es deseable que cada proyecto incluya una actividad como producto del trabajo dado, lo que ha enriquecido notoriamente la propuesta de actividades de la institución, como relanzado en varias oportunidades el trabajo del mismo cartel.


Sostenemos la necesidad de articulación entre los Carteles de Dirección, como de estos con la Comisión Directiva, hecho por el cual procuraremos encuentros con cierta periodicidad, designando también un referente de Comisión Directiva para cada uno de los Carteles de Dirección, la Comisión de Jornadas y el Comité Editorial.

 

Creemos necesario sostener los espacios de “Lecturas” para aquellos trabajos que impliquen una representación institucional, pudiendo también tener ello lugar para los que sean presentados a nombre propio, por ejemplo en cada una de las Reuniones Lacanoamericanas de Psicoanálisis. “Lecturas” dispositivo en el que se pone en juego el ofrecimiento de un texto, propuestas de lectura, y así la producción de un escrito. Práctica fundamental e ineludible para el quehacer del analista también en la extensión.

 

Y si de escrituras hablamos, sabemos que el encuentro con lo real de la clínica “en tanto que es lo imposible de soportar”, invita en el análisis a la escritura de una letra que haga borde, y nos empuja y conmina también a ella en ese otro espacio que es el de la extensión, siendo requeridos a la formalización del acto analítico y de su eficacia clínica. En ese “al menos dos”, la escritura 'del' analista es ineludible para la formación. Dar a leer y poner a circular esos productos posibilita que no sean letra muerta, y es desde allí que habiendo pensado en la publicación de un nuevo libro de la Institución en articulación necesaria con el Comité Editorial, y habiendo recibido de Ruben Goldberg la propuesta de realizar un libro como producto de los trabajos a presentarse en las Jornadas Institucionales, que tendrán lugar en noviembre del presente año, aspiramos a que esa publicación pueda llevarse a cabo en un trabajo conjunto, que no desconozca la autonomía que al Comité Editorial compete en cuanto a las decisiones atinentes a qué publicar.


Entendiendo las Jornadas Institucionales como ocasión privilegiada para que los miembros de la institución presenten sus trabajos, abriéndolos a la discusión y al intercambio, oportunidad también valiosa para le renovación de los lazos de trabajo con la comunidad analítica, y apostando, como cada vez, a que las mismas tengan incidencia en el movimiento del discurso del psicoanálisis, consideramos que el armado de cada comisión organizadora debe conformarse al momento de disolverse la comisión anterior, dando el tiempo necesario de trabajo y de lectura institucional, para que las mismas no se constituyan como un apéndice sino que reflejen su enlace con el recorrido de la institución. Sugerimos como importante la posibilidad de la realización de alguna actividad preparatoria entre los miembros, previa al desarrollo de las jornadas.

 

Sabemos que la formación del analista no es sin su acercamiento a las letras, la literatura, el teatro, la pintura, las diferentes expresiones del arte, singular modo de saber hacer con el resto inefable. Ni Freud ni Lacan se privaron de esas referencias. Testimonio del lugar que en nuestra formación tiene esta articulación entre arte y psicoanálisis, ha sido la decisión tomada hace algunos años de que el Cartel de Arte y Psicoanálisis se conforme como un cartel de dirección. En consonancia con ello proponemos la realización de lo que daremos en llamar ''Veladas de Arte'', en las que tendrá lugar la experiencia de ser espectadores de algún acontecimiento artístico, y luego un espacio de conversación donde intercambiar y articular aquello que el campo del arte nos posibilite reflexionar.


La mención anterior a la continuidad moebiana de un interior exterior, nos ubica en singular enlace con las diferentes instituciones miembros de la Convergencia, enriqueciéndose en esa diversidad notablemente nuestra formación. Alteridad fecunda que en esos lazos y transferencias de trabajo con otros, agujerea la consistencia a la que los fenómenos de grupo tienden. Cada año más miembros de Lazos han ido transitando por los diversos dispositivos que nos ofrecemos dentro de la Convergencia, de la que formamos parte desde hace ya casi una década. Apostamos a que cada vez sean más quienes atraviesen la experiencia.

 

Esta Comisión Directiva estará en funciones al momento de desarrollarse, por primera vez en nuestra ciudad, la Reunión Lacanoamericana de Psicoanálisis del año 2019 de la que somos organizadores junto con la Escuela Freud-Lacan de La Plata. Anhelamos que como efecto de los diferentes artificios que nos damos para la formación, los miembros de la Institución puedan presentar sus escritos desde el lugar en el que se encuentren en sus recorridos, en esta Lacano de la que seremos anfitriones.

 

Apelando a que los obstáculos que no dejarán de presentarse, se conviertan en oportunidad para una nueva lectura y la prosecución del trabajo, ponemos en consideración de la Asamblea la votación del presente proyecto.



 

Liza Alberdi

Arabella Caggiano

Guillermina Franceschi

Florencia Vera

Bárbara Alsina

Miriam Figliuolo

 

 

 

 

 

 

 

HORARIO DE SECRETARÍA: LUNES A VIERNES DE 17 A 21 Hs. CALLE 51 N°1180. Entre 18 Y 19. LA PLATA. BUENOS AIRES. ARGENTINA